Niños en desventaja frente a las niñas en la escuela

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

 

En un fascinante video de TED, Ali Carr-Chellman demuestra cómo es que los niños que van a la escuela están en clara desventaja frente a las niñas, lo que les genera mucha frustración e impacta negativamente a lo largo de su vida escolar y universitaria

A pesar de que en estos tiempos aún las mujeres ganan menos que los hombres en empleos similares y tienen más dificultades escolares en ciencias y matemáticas que sus pares varones, en los hechos en la escuela norteamericana los niños de 3 a 13 años tienen todas las desventajas frente a las niñas (aunque la analogía con cualquier otro país también parece válida)

Muestra las estadísticas del “Proyecto 100 Niñas”. Por cada 100 niñas que  dejan la escuela hay 250 niños. Por cada 100 niñas expulsadas de la escuela hay 335 niños. Por cada 100 niñas que reciben educación especial hay 217 niños en similar situación. Por cada 100 niñas con problemas de aprendizaje  hay 276 niños con esas dificultades. Por cada 100 niñas con diagnóstico de trastorno emocional hay 324 niños. Los niños tienen 4 veces más diagnósticos de Trastornos por Déficit de Atención con Hiperactividad TDAH que las niñas. Estas cifras crecen en colegios en los que las mayorías son niños afro-norteamericanos, pobres, tienen más alumnos por salón.

En realidad estos datos no son tan novedosos si tomamos en cuenta que ya el australiano Stephen Biddulph había escrito sobre esto en su libro Raising Boys: Why Boys are Different - and How to Help Them Become Happy and Well-Balanced Men (1997)

Los programas que estimulan a las mujeres a mejorar en  matemáticas y ciencias han dado buenos resultados y están cerrando las brechas; sin embargo, no hay programas que hagan algo para cerrar las brechas de  desventaja de los varones.

A nivel superior, actualmente 60% de los graduados universitarios en EE.UU. son mujeres con tendencia  a llegar al 70%. Los hombres pasan muchas horas jugando video juegos y juegos de azar online, lo que afecta su éxito académico.

Ali Carr señala tres razones por la que los niños se están desconectando de la cultura educativa de hoy.

1) Tolerancia cero a la violencia y la manera como ha sido exteriorizado y traducida por las maestras que han sacado del jardín inicial  y de la  escuela todas las armas de juguete (pistolas cuchillos, metrallas, espadas, etc.). Los niños, que suelen ser más agresivos que las niñas, gustan  de jugar con estos objetos. Tampoco se les permite escribir nada agresivo en las clases y tareas, ni abordar temas violentos o videojuegos que están censurados. Les exigen escribir cosas que la maestra ordena (poemas, redacciones sobre los  pequeños momentos en sus vidas, etc.) lo cual les resulta muy aburrido). Ellos prefieren escribir sobre juegos de videos y cosas más fuertes como el tornado que entró a la casa y arrancó ventanas, malogró los muebles y mató a todos los animales. Si ven esto, las maestras querrán  mandarlos a los psicólogos.

2) Hay pocos maestros varones. La cantidad de maestros varones ha bajado en 5 años de 14% a 7% en primaria, y solo en secundaria aparecen más  maestros varones. Por ello, no hay modelos varones que muestren que los hombres pueden ser inteligentes y exitosos. La escuela no parece ser un lugar para varones que prefieren hacer deportes o jugar videojuegos.

3) Un currículo escolar que tiene cada vez más contenidos presiona hacia el primer grado la exigencia de que los niños ya lean algunos párrafos para no ser  considerados retrasados en su desarrollo y ser puestos en programas especiales de lectura, en los cuales por cada niña hay 4 o 5 niños.

Este currículo tan presionante es malo para los niños a los que les gusta ser  más activos. Se les obliga a sentarse callados, focalizados, concentrados, que sigan obedientemente las reglas y hagan cosas ordenadas que son más  usuales en las mujeres. En suma, se les pide a los niños que sean niñas.

El mensaje se Ali Carr es que hay que cambiar la cultura escolar para que acepte a los niños. Por ejemplo diseñar mejores juegos, entrar a la narrativa de los videojuegos, meter más docentes hombres en inicial y primaria, revisar las políticas de tolerancia cero que han llevado a estos absurdos, descomprimir los currículos para abrir mas espacios de confort para los niños, etc.  En suma, los  niños deben ir a la escuela sintiéndose inteligentes, hábiles, capaces de tener logros, de lo contrario, dejaremos huellas negativas en su autoestima de estudiantes que les durarán para toda la vida.

Fuente TEDxPSU, Ali Carr-Chellman pinpoints three reasons boys are tuning out of school in droves, and lays out her bold plan to re-engage them

Artículos afines

La Escuela está diseñada para las niñas

Las alumnas aprecian más a sus profesores

Personas significativas para los adolescentes