UNA AUTORIDAD NACIONAL PARA LA INFANCIA

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Boletín CNE OPINA, Consejo Nacional de Educación N° 31 Diciembre 2011
Infancia: Prioridad impostergable

Artículo de León Trahtemberg
UNA AUTORIDAD NACIONAL PARA LA INFANCIA

Antes de precisar los conceptos sobre la necesidad de una Autoridad Nacional para la Infancia vale la pena analizar una situación paralela. Desde que inició su gobierno el presidente Ollanta Humala se han estado transmitiendo en  directo por televisión las sesiones del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, creado con autonomía funcional y técnica por Ley 27933 en el año 2003 como máximo organismo del Estado para formular, conducir y evaluar las políticas de Seguridad Ciudadana.

Este organismo depende de la Presidencia de la República y es presidido por el Ministro del Interior. Está integrado por los ministros del interior, justicia, educación, salud, economía y finanzas, un representante de la Corte Suprema, Fiscalía de la Nación, Defensoría del Pueblo, dos de los Gobiernos Regionales, el Alcalde de Lima Metropolitana y los 2 alcaldes de las provincias capitales de departamento con mayor número de electores, el Director General de la Policía Nacional del Perú, el Jefe del Sistema Penitenciario Nacional, y dos representantes de los gremios que agrupan a las empresas de seguridad privada, además de otros invitados como los ministros de la mujer y desarrollo social, transportes y comunicaciones, comercio exterior y el Director de la Dirección de la Familia, Participación y Seguridad Ciudadana.

¿Qué se observa en esta composición y en la dinámica de las sesiones transmitidas por televisión? Al menos tres  cosas.

1) No hay una cabeza visible que jefature todo el equipo y tenga armada una sola agenda priorizada de decisiones del más alto nivel. Si bien el Ministro del Interior formalmente es el presidente, es un par entre 5 ministros (y otros 3   invitados más) y además no tiene ingerencia jerárquica alguna en el Poder Judicial o el Ministerio Público. Tampoco la tiene en los municipios, la Defensoría, etc. Por lo tanto, no hay un funcionario que tenga autoridad y mando sobre el resto. No sorprende que las coordinaciones entre ellos hayan sido muy ineficaces e ineficientes.

2) En las sesiones la intervención de cada uno pareciera ser una pieza totalmente diferenciable de las otras. Cada autoridad tiene su plan, propuesta, programas, que están poco  articulados unos con otros. Tan es así que cuando el presidente Ollanta  Humala les pide sus reportes y comentarios, se ve que no hay mayores  vínculos ente unos y otros.

3) Solamente el hecho que esté presente el Presidente de la República hace que al menos todos los que dependen de él (excluyendo al Ministerio Público, Poder Judicial, Defensoría del Pueblo, Alcaldes y Gobernantes Regionales) tengan que alinearse con sus mandatos, y que gracias a que él escucha  directamente los reportes de cada uno y las discusiones entre ellos, es que saca conclusiones y da pautas sobre qué hacer respecto a los temas abordados, pidiendo además la colaboración de quienes no dependen de él.    

Traslademos este caso al tema de la Infancia. ¿Alguien puede imaginar que los diversos ministerios y sus decenas de programas que trabajan con la infancia  así como las autoridades ajenas al ejecutivo vinculadas al tema, serán capaces de coordinar por sí solas sin tener un jefe para llegar a acuerdos vinculantes, y sin tener una voz que accede regularmente al Presidente de la República para que garantice el respaldo político y económico?

Por eso es que en mi opinión, en un país como el Perú que tiene instituciones muy débiles y es altamente  burocratizado, ineficiente en la gestión pública y  presidencialista, tiene que haber una autoridad nacional por la infancia que sea la figura del ejecutivo que vele y responda por todos sus alcances. Además debe tener una cercanía a los ministros y al propio presidente para que éste le  dé el apoyo político necesario para que se disponga de los recursos y las  acciones de los diversos sectores incluyendo al Congreso que hagan que se cumplan los objetivos trazados para atender a la infancia del Perú.

Corresponde a los técnicos especializados en la función pública establecer el plan general, describir la conformación de la organización bajo esta autoridad y sus relaciones con las diversas dependencias dentro y fuera del Ejecutivo, de modo que sea muy eficaz y poco burocrático. Lo que sí es importante señalar es que esta autoridad nacional de la infancia debiera tener rango ministerial y  asiento en el Gabinete de modo que semana a semana dé cuentas sobre sus metas, avances y dificultades, y al menos una vez al semestre de cuentas a la nación a través del Congreso sobre los avances en su gestión.
 
El Presidente Humala y el Primer Ministro Lerner prometieron en diversas ocasiones nombrar a un Alto Comisionado para la Infancia con rango ministerial, responsable de coordinar con los ministerios y los gobiernos regionales la aplicación de las políticas a favor de la infancia y vigilar el cumplimiento de los acuerdos adoptados.

Las metas son ambiciosas, a juzgar de las promesas electorales y pos electorales. Estas incluyen fortalecer el programa Wawa Wasi y crear el programa “Cuna Más”, para que las madres que trabajan puedan dejar a sus hijos menores de 3 años en lugares adecuados a cargo de personal  especializado. Recibirían leche, comida y pañales gratuitos. Implementar el Plan Nutricional con el propósito de combatir la desnutrición crónica infantil el cual incluye la entrega de desayunos y almuerzos a los niños en los colegios.

A eso se agrega la ampliación de la cobertura del Programa Juntos para atender a 900 mil hogares pobres (subiendo desde los actuales 490 mil hogares). También, dar infraestructura básica, como agua, desagüe y electricidad a los Programas No Escolarizados de Educación Inicial (PRONOEIS) y a las escuelas.

Se pretende elevar la cobertura educativa para niños menores de tres años a 30% (que actualmente anda en 3,2%) y alcanzar una cobertura de 100% en educación inicial para niños de 3 a 5 años (que actualmente anda por el 66%). 

El Consejo Nacional de Educación enarboló como una de sus banderas durante el período pre electoral la atención de la infancia de 0 a 8 años de manera intersectorial en nutrición, salud, estimulación temprana teniendo al frente una autoridad nacional de la infancia dependiente directamente del Presidente de la República, que además responda a la nación cada semestre por la atención de este grupo de edad. Por lo tanto, la propuesta gubernamental está bien alineada con la visión del CNE en este tema.

En el discurso presidencial inaugural el presidente Ollanta Humala puso a la inclusión social y al derecho de los niños y niñas en el centro de su mensaje. Reafirmó en muchos pasajes del discurso sus propuestas de campaña.

Una vez elegido presidente Ollanta Humala mantuvo el discurso pro-infancia.

Dijo que “Asumo este reto como un desafío y como una promesa que expreso hoy ante todos los peruanos, y especialmente ante mis hijos y ante todos los niños y niñas del país, que serán el futuro de esta nación. Este es nuestro patrimonio más rico. Por ellos y para ellos voy a cumplir mi promesa de hacer de este país un lugar donde todos disfruten del mismo derecho a la plenitud y a la felicidad, a una vida digna y a una vejez protegida” . En otro pasaje aludió a la exclusión social diciendo que tenía el profundo deseo de trabajar por el tema hasta que “… se borre para siempre de nuestro lenguaje y de nuestra realidad”.

Por todo lo dicho antes, me parece plenamente justificada la creación de esta Autoridad Nacional por la Infancia, y sólo quedaría por ver las normas oficiales respecto a quién será esta autoridad y cuáles sus funciones y prerrogativas.

ANEXO
El 12 de noviembre de 2009, en la Casona de la Universidad Mayor de San Marcos, se llevó a cabo el Primer Encuentro Nacional para impulsar la Inversión en la Primera Infancia como un derecho fundamental y como factor clave para erradicar la pobreza en nuestro país. Al final del encuentro los asistentes acordaron firmar el siguiente Pacto Ciudadano por la Infancia (al que se sumaron luego firmas de muchas autoridades y candidatos).
http://www.inversionenlainfancia.net/web/pag/pactociudadano

VIDEO Entrevista completa a Patricia Ames y León Trahtemberg en el programa  Diálogo Abierto de Salgalu TV sobre los retos de los alcaldes en materia de infancia, educación y violencia https://www.youtube.com/watch?v=xhU_2dr-UoQ