Evaluación Pisa 2002. Otra vez, los coleros de la Educación Mundial

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Sendero Luminoso avanza; el riesgo país sube; la inversión externa cae; aumenta la delincuencia; disminuye el porcentaje de la ayuda social que llega a sus destinatarios finales (30%); la educación retrocede. Sin embargo, no se siente la emergencia, especialmente en el tema educativo, que está casi en su fase terminal.
El 1ero de julio “El Comercio” dio cuenta de un estudio realizado en 43 países por el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) para la Unesco y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), con 4,500 a 10,000 alumnos de 15 años por país (300 mil en total), en el cual participó el Perú. Lamentablemente nuestro país quedó en último lugar tanto en lectura, matemáticas y en ciencias. Esta es una tragedia nacional aún no aquilatada debidamente.
Las pruebas del PISA se aplicaron por primera vez en el año 2000 a 28 países desarrollados incluyendo además a México, Brasil. En el año 2002 se incorporaron 15 países más, esencialmente en vías de desarrollo, cuyos estudiantes rindieron las pruebas denominadas PISA+ incluyendo esta vez a los latinoamericanos Chile, Argentina y Perú. Como la metodología era similar, se pudieron comparar los resultados de ambas pruebas sin ningún tipo de restricción.
En las pruebas de matemáticas y ciencias quedaron punteros los tigres asiáticos (Japón, Corea del Sur), seguidos de los países desarrollados angloparlantes y europeos (Finlandia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido), invirtiéndose el orden en las de lectura.
Para muestra veamos el orden de mérito y los puntajes en comprensión de lectura. Finlandia (546), Canadá (534) Nueva Zelanda (529) Australia (525) Irlanda (527) Hong Kong (525) Corea del Sur (525) Gran Bretaña (523) Japón (522) Suecia (516) Austria (507) Bélgica (507) Islandia (507) Noruega (505) Francia (505) EE.UU. (504) Dinamarca (497) Suiza (494) España (493) Rep. Checa (492) Italia (487) Alemania (484) Liechtenstein (483) Hungría (480) Polonia (479) Grecia (474) Portugal (470) Rusia (462) Latvia (458) Israel (452) Luxemburgo (441) Tailandia (431) Bulgaria (430) México (422) Argentina (418) Chile (410) Brasil (396) Macedonia (373) Indonesia (371) Albania (349) Perú (327)
Como se ve, los países latinoamericanos quedaron en el tercio inferior de los 41 que reportaron resultados. En Matemáticas, ciencias y lectura quedaron respectivamente, México (27, 27, 27), Argentina (35, 37, 35), Chile (36, 35, 36), Brasil (40, 40, 37) y Perú (41, 41, 41)
Esta prueba estudia la medida en que los estudiantes de 15 años han adquirido algunos de los conocimientos y aptitudes esenciales en las tres áreas mencionadas para estar aptos para participar plenamente en la sociedad del conocimiento. Por eso adicionalmente al promedio por país, el PISA estableció una escala que iba del nivel 1 (estudiantes que tienen serias dificultades en lectura, matemática simple y ciencia elemental) al nivel 5 (estudiantes que pueden comprender textos complejos y encarar temas matemáticos y científicos muy elaborados).
De acuerdo con el informe, más del 80% de los alumnos peruanos presenta un desempeño que se ubica dentro del nivel 1, lo que es más grave aún que el solo hecho de ocupar un último puesto. Pensemos en la analogía de una carrera de 100 metros planos. Si el ganador marca 9.8 segundos y el ultimo marca 10.5 segundos, esta marca sigue siendo buena aún llegando en último lugar. Pero si el último llega a los 20 segundos ese si sería un desempeño desastroso. Ese es el caso peruano.
Al analizar los resultados aparecen algunos destacables: el factor que más influye en el proceso de aprendizaje es el entorno socioeconómico familiar desfavorable (pobreza). Las mujeres obtienen mejores resultados en lectura que los varones, y estos las superan en matemáticas, mientras que en ciencias las diferencias son menos pronunciadas. Los estudiantes cuyas madres han terminado la secundaria tienen mejores desempeños en las tres áreas evaluadas que los alumnos cuyas madres no han terminado ese nivel, lo que ratifica la influencia de la educación de los padres en el desempeño de los hijos.
Los resultados del PISA 2002 que corroboran los de UNESCO 1997 y los nacionales del 2002 señalan inequívocamente que la educación peruana está desahuciada en la cola del mundo... y el gobierno no hace nada. Propongo que la Primera Ministra Beatriz Merino se apropie del reto, conforme un equipo de emergencia, diseñe las medidas inmediatas, pida facultades especiales para implementarlas y revierta de una vez el terrible deterioro de nuestra educación. Su liderazgo es imprescindible.

 

Por qué los estudiantes deben tomar el liderazgo y conducir ellos las entrevistas de evaluación (para informar logros de los alumnos) que usualmente hacen los maestros con los padres en ausencia de los alumnos 

Como entender la (auto y co)evaluación como parte natural de  la cotidianeidad. El caso de una investigación multidisciplinaria en la primaria de un proceso electoral 

‘Nos dijo que no habría exámenes…’ Calificamos porque así lo exigen las administraciones, la tradición académica y muchas familias, pero creemos que se equivocan