Los catedráticos más valorados

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

¿Cuáles son las “mejores prácticas” de los docentes universitarios que hacen que sean los docentes más valorados por los estudiantes? Si tuviéramos la respuesta, los catedráticos tendrían una valiosa herramienta para perfeccionar su actividad docente, motivar más a sus estudiantes y favorecer mayores aprendizajes. Para el caso de la Universidad del Pacífico ya hay una primera respuesta que dentro de la relatividad que siempre tiene cualquier generalización, tiene resultados que pueden servir de base para la reflexión de los docentes de otras universidades.

La investigación se titula “Los docentes más valorados por los estudiantes de la UP. ¿Cómo lo logran?” y fue realizada por Ana María Becerra y Karlos La Serna (Documento de discusión DD/09/17 del Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico Dic. 2009)

Participaron estudiantes que habían acumulado 170 créditos o más y egresados. Utilizaron los puntajes obtenidos en las encuestas de estudiantes sobre los  docentes (considerando el puntaje promedio en una escala de 1 a 7 de todos los cursos que dictó de cada semestre) así como la información obtenida a través de 7 grupos focales de 3 a 12 estudiantes. Se identificó a los docentes más valorados en los 7 semestres regulares entre el primer semestre del año 2006 y el primer semestre del año 2009, que habían obtenido puntajes de 6.15 ó más al menos en 3 de los semestres. Luego se procedió a hacer entrevistas a profundidad a 18 docentes para conocer su propia percepción de su actividad docente.

Las características valoradas por los estudiantes quedaron agrupadas en dos grandes bloques. El primero corresponde a condiciones que podrían considerase básicas, esenciales o mínimas indispensables en cualquier docente. El segundo bloque corresponde a prácticas que van más allá y caracterizan a quienes son docentes ideales, extraordinarios y/o muy valorados por los estudiantes.

Las características consideradas valiosas en el común de los profesores son el dominio de las materia (con uso de ejemplos correctos, actuales y didácticos), preparación de clases (rechazan a los improvisadores que no preparan clases y que no coordinan con sus encargados de prácticas); el orden en el desarrollo de la clase y los apuntes en la pizarra; la puntualidad; la evaluación justa y oportuna,  la adecuada expresión oral y corporal y el manejo de tecnología de la información

Las características valoradas en quienes son considerados docentes destacados son: desarrollan clases participativas y argumentativas, donde los profesores  organizan sus ideas mediante preguntas a los estudiantes; hilvanan bien las ideas, las relacionan entre sí y además vinculan los contenidos que están introduciendo con los contenidos previamente estudiados. Dan valor agregado a sus clases con ideas que complementan de modo significativo la información de las lecturas del curso que ayudan a la comprensión del tema. Tienen capacidad para ejemplificar la teoría con situaciones de la realidad o experiencias y lecciones que los estudiantes consideran que les serán útiles para resolver problemas no solo profesionales sino también de la vida diaria. Motivan a sus estudiantes a asistir a clases,  muestran preocupación por su aprendizaje y formación integral; repiten las ideas de modo paciente hasta que sean comprendidas; no solo leen el trabajo sino que colocan anotaciones muy detalladas y retroalimentadoras.

La disponibilidad es otra característica valorada por lo estudiantes. Ellos expresaron que es fundamental que los profesores sean accesibles y muestren  interés en serlo. En ese sentido, valoran a los profesores que buscan y ofrecen espacios para atenderlos fuera del aula, que responden sus correos o que les brindan su número de celular. Valoran que muestre cualidades humanas como respeto, cordialidad y confianza en los estudiantes. En ese sentido, destacan la importancia de un adecuado manejo afectivo y de transmitir contenidos actitudinales. En suma valoran su capacidad de trasladar su experiencia profesional e investigaciones a los estudiantes y establecer vínculos emocionales con ellos dentro y fuera del aula.

Los docentes más valorados suelen tener modelos docentes en familiares cercanos que ejercen la docencia o en profesores universitarios que los han marcado positivamente y han pasado por experiencias que les han permitido desarrollar habilidades didácticas. Poseen una rica experiencia, no solo laboral, sino, en general, de vida. Relacionan su campo del saber con los intereses de los estudiantes. Pretenden desarrollar el pensamiento autónomo de sus alumnos,  enseñarles a pensar, fomentar que aprendan a aprender. Adicionalmente, usan sus asignaturas como espacio para transmitir mensajes positivos respecto de la vida y el futuro del país, y además para tocar temáticas vinculadas a la problemática de los adolescentes, desde la orientación vocacional hasta la sexualidad. 

Como dije al principio dentro de la relatividad que siempre tiene cualquier generalización, este estudio sin duda contiene resultados que pueden servir de base para la reflexión de los docentes de otras universidades.

Artículos afines

Las alumnas aprecian más a sus profesores

 

Personas significativas para los adolescentes