Falta lo educativo en el discurso presidencial 28 07 2015

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

El Tiempo, Piura y regiones 01 08 2015  

Cada presidente tiene su estilo para hacer sus discursos, pero es su alineamiento con la expectativa que tienen los peruanos al respecto lo que marca el ánimo con el cual éste es recibido. En mi caso, en lugar de una larga enumeración de programas y montos asignados al sector educación para satisfacer necesidades de millones de beneficiarios,  que ya fueron mencionados en ocasiones anteriores por el ministro Jaime Saavedra y el mismo 28 en un suplemento contratado en El Comercio,  hubiera preferido un discurso educativo. Me explico. 

1). Por un lado el discurso arrancó bien diciendo que “desde el inicio de nuestro mandato, nos propusimos con vocación integradora, la recuperación de un país fragmentado”.  Pero esa vocación integradora no se expresó en el discurso, que fracturó la historia del Perú aislando el período 2011-2016 del resto de la historia, eliminando de la voluntad  integradora a todos quienes conformaron y conformarán los gobiernos previos y posteriores al suyo. 

No es bueno imaginar al Perú como un país sin historia. Reconocer su historia política  hubiera permitido reconocer que este gobierno se ha inspirado o continuado políticas y estrategias  iniciadas por los anteriores, y aspirar a que quienes vengan hagan lo propio con aquello que el gobierno actual hizo y le legará al Perú. Esa continuidad da  cuenta de una visión de país, humildad y cordialidad política que le hacen falta a la convivencia entre peruanos. 

2). Por otro lado hubiera sido señal de grandeza reconocer errores y expresar disculpas  y/o propósitos de enmienda, lo que tendría un alto valor educativo, siendo evidente que hay un cúmulo de errores y acciones equivocadas acumulados. Reconocerlos da la  apertura en los interlocutores para un diálogo fructífero el cual se vuelve imposible cuando el gobierno defiende cerradamente su (equivocada) postura. ¿Cómo se dialoga, integra y perfecciona lo que anda mal partiendo del principio de que “yo estoy bien; todo el que piensa distinto está mal”?

A menos que algún presidente se muestre políticamente más inteligente, el ciclo del gobernante 2016-2021 se repetirá: dos primeros años con alta aceptación en  encuestas, con gobernantes soberbios pensando que la popularidad se autodefiende,   seguidos de la decepción, caída de popularidad, incremento de conflictos sociales y intransigente agresividad de la oposición.  

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/680351698732035?pnref=story

Artículos afines:

Pudo ser un discurso educativo 28 07 2015

Avances en Educación (Discurso de Ollanta Humala 28 07 2014)

Un discurso presidencial alternativo (de lo económico a lo social) 28 de julio del 2013
 
Humala olvidó las disculpas (en el discurso del 28 de julio 2012)

Discurso de Humala y 1/4 de vacuna por niño (2012)

Discurso de Ollanta Humala: el Reto está en la Gestión (2011)

Alan GarcíaEl discurso presidencial en retrospectiva (2010)

Alan García: El discurso del día anterior (2009)

Alan García: ¿Cuál es la bandera social? (2008)

Alan García: ¿Hemos comprendido el discurso? La Educación sigue en lista de espera (2007)

Alan García: El discurso pendiente (2007)

Alan García: Las promesas de Alan García (2006) 

Alan García: ¿Cuál es la bandera social? (2008)

Alan García nunca ha hecho autocrítica de su primer gobierno (2006)

Alan García: El sueño de liderar Sudamérica (2006)

Alejandro Toledo: Un Discurso Aleccionador (2005)