San Martín no declaró la independencia de la educación peruana

El Tiempo (Piura), La Industria (Trujillo) Correo (Regiones), Los Andres (Puno), 18 Dic 2016 5435 visitas

Imprimir

El Tiempo  18 12 2016  Diarios Regionales 18 12 2016 

Si entramos al azar a un aula de clases pública o privada en el Perú, probablemente encontraremos una escena similar a la que hubiéramos visto en las pocas aulas existentes en 1821: profesor parado adelante -con tiza y pizarra- dicta la clase desde sus apuntes o memoria, alumnos sentados en carpetas en filas cuadriculadas, en silencio lo escuchan y toman notas para memorizarlas y luego mostrar sus adquisiciones en los exámenes. Si alguien se sale de la caja, del formato cómodo para el profesor, lo castigan. El currículo y los programas son diseñados por la autoridad para ser transmitidos tal cual por el profesor a los alumnos. El profesor pregunta y el alumno designado se mantiene en silencio o contesta lo que el profesor quiere escuchar. El profesor premia y/o castiga los desempeños y conductas de los alumnos con notas, usando un fuerte color rojo para hacer muy notorio todo lo que es insatisfactorio. 

Es una relación vertical, totalitaria, indiferente a las diferencias entre alumnos, en la que no interesa lo que el alumno piensa o siente, ni hay cabida para sus opiniones o preguntas. En suma, un alumno-esclavo cuya supervivencia depende de su sumisión total a los designios del profesor. ¿Sería muy distinto si entramos al azar a un aula este año? En demasiados casos, sería lo mismo. 

La pregunta es ¿cómo es el ciudadano que egresa de  un colegio (y luego universidad) con este perfil tradicional de “buen alumno” sumiso?. ¿Será el ciudadano con pensamiento crítico, divergente, creativo, autodisciplinado, corajudo para tomar riesgos y enfrentar retos complejos, tolerante con las ideas de los demás, comprometido con el bienestar de la comunidad y el medio ambiente, respetuoso del estado de derecho, emprendedor, capaz de moverse por el mercado laboral y eventualmente generar su propio empleo? Obviamente NO.  

Mientras la sociedad peruana en general y en particular los políticos y decisores no tomen consciencia de que un Perú libre, independiente, competitivo, ética y mentalmente sano no se gestará en una escuela retrógrada, ningún mejor puntaje en pruebas censales o PISA anunciará la realización de nuestro sueño nacional. Mientras no se atrevan a disrumpir hacia planteamientos innovadores, que le de voz a los alumnos, seguiremos dando vueltas en trompo con más de lo mismo. Mientras sigamos pensando que tenemos que hacer lo que hacen los otros, seguir la ruta trazada por otros países o las recetas recomendadas por organismos internacionales que aspiran a simplificar el conjunto de realidades y posibilidades heterogéneas como si fueran equivalentes y estandarizables, nos seguiremos lamentando de nuestras dificultades y estaremos perdiendo la oportunidad de generar las respuestas educativas propias y autónomas que nos permitan dar saltos hacia la realización de nuestros sueños nacionales.    

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/940169392750263?pnref=story

Vídeos y artículos afines de León Trahtemberg:

VIDEO León Trahtemberg y Flor Pablo: retos para la ministra de Educación

VIDEO Perfil y tareas del nuevo ministro de educación (entrevista completa en RPP)-TV

VIDEO: Analisis de la educación peruana (PISA; Saavedra, visión de futuro)

Mucha complacencia con la mediocridad (análisis de la realidad educativa del Perú)

"Educar es asumir con valentía el cambio"

"Alike" is an animated short film directed by Daniel Martínez Lara & Rafa Cano Méndez En una vida ajetreada, Copi es un padre que intenta enseñar el camino correcto a su hijo Paste. Pero... ¿Qué es lo correcto? 

Columna afín: "Es la educación,  estúpido" (Por Anwar Moguel, México).  Hoy vi éste artículo sobre los dramas de la sociedad mexicana. ¿Es casual que parezca haberse escrito para calzar con el Perú y cualquier otro país de América Latina? ¿No será que "alguien" nos ha lavado la cabeza para desconectar la escuela de la vida real y hacernos creer que un periodico retoque curricular con pruebas aggiornadas producirá  egresados mejor educados? Quizá ya sea hora de empezar a pensar que la buena educación  no pasa por pontificar resultados en pruebas censales o PISA sino en tener una imagen de persona bien formada y educada en términos de actitudes y conductas frente a temas de la vida cotidiana que  los peruanos quisiéramos transformar, y hacer de eso la médula de nuestro proyecto educativo.

Por ejemplo, si se quiere evaluar el nivel educativo del colegio ABCDE ¿qué datos usa normalmente tanto el Minedu como muchos analistas? Los resultados de las pruebas censales, el % de ingreso a la universidad, y eventualmente la tasa de promoción o repitencia de los alumnos. ¿Qué nos dice eso de cómo son y serán esos alumnos como personas eticas, sensibles al prójimo, con alta  autoestima, con una autoimagen de personas valiosas,  capaces de ser miembros constructivos de su comunidad; qué  nos dice de su nivel de tolerancia a la diversidad, su capacidad decresolver conflictos sin violencia, de ofrecerse voluntario para trabajo solidario y para conciliar cuando sus compañeros están  conflictuados; qué  nos dice de su autodisciplina y nivel de regulación personal wue le permite distanciarse de los vicios y asumir una sexualidad responsable...  Dirán  que eso es difícil de evaluar. Pero por ello es que hay que opacarlo frente a lo que es menos decisivo pero más fácil de evaluar de modo estandarizado e informatizado?

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/954480861319116?pnref=story 

La educación se ha roto. Hemos enseñado a la gente de la misma forma durante los últimos 100 años y, como hemos crecido en ese sistema, creemos que es normal, pero es una locura.Enseñamos en las escuelas lo que los colonialistas ingleses querían que aprendiese la gente: matemáticas básicas para poder hacer cálculo, literatura inglesa… Hoy no tiene sentido. Tenemos que enseñar herramientas que ayuden a las personas a tener una vida gratificante, agradable y que les llene

En el futuro, si quieres un trabajo, debes ser tan diferente de una máquina como sea posible: creativo, crítico y socialmente experto. Entonces, ¿por qué se les enseña a los niños a comportarse como máquinas? Los niños aprenden mejor cuando la enseñanza se alinea con su exuberancia natural, energía y curiosidad. Entonces, ¿por qué son arrastrados en filas y hechos para quedarse quietos mientras están llenos de hechos? Tenemos éxito en la adultez a través de la colaboración. Entonces, ¿por qué la colaboración en las pruebas y exámenes se llama trampa? Los gobiernos afirman querer reducir el número de niños excluidos de la escuela. Entonces, ¿por qué sus currículos y pruebas son tan estrechos que alienan a cualquier niño cuya mente no funciona de una manera particular? Los mejores maestros usan su carácter, creatividad e inspiración para provocar el instinto de aprender de los niños. Entonces, ¿por qué el carácter, la creatividad y la inspiración son suprimidos por un régimen sofocante de microgestión? Los profesores ahora están dejando la profesión masivamente con lo que se pierde lo invertido en su fromación, en carreras destruidas por el exceso de trabajo y un régimen de trituración espiritual que trae la estandarización, las pruebas y el control de arriba hacia abajo. Cuanta menos autonomía se les conceda, más se les culpa por los fracasos del sistema. Nuestras escuelas enseñan habilidades que no sólo son redundantes sino contraproducentes. Nuestros niños sufren este sistema deshumanizante para nada.