Suspender clases no supone suspender vínculos

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Ediciones regionales 26 07 2020

Ante el anuncio del cierre de la escuela, de un día para otro, en el contexto del miedo a los  contagios por el coronavirus, la primera respuesta histérica de las autoridades fue la de exigir  mantener la distancia, es decir cerrar las escuelas y migrar a la distancia, si mediar mayor capacitación. Los equipos docentes responsables se propusieron asegurar la continuidad del vínculo educativo de los niños con la escuela, procurando mantener sus valores pedagógicos.

En ese contexto, había que asegurar primero, la continuidad. Mantener vivo el sentido de una  comunidad que comparte, celebra, colabora, aprende. A la par, pensar en el rol de la escuela no solo en su dimensión académica sino también como un espacio en el que se construye una sociedad, con sus valores y cultura sin descuidar los componentes emocionales y sociales de sus integrantes. 

Esta escuela que tenía que lanzarse a crear condiciones para construir aprendizajes a distancia, cuidando que no se afecten los principios fundamentales que garantizan el bienestar de los protagonistas y las buenas relaciones entre ellos. No se trataba de migrar a una especie de homeschool en el que el papá o la mamá hacen de maestros particulares para que cada niño aprenda por su cuenta, sino de mantener las relaciones humanas en el centro de la propuesta educativa.

Reconocer que ahora cada hogar es el principal espacio de aprendizaje, que cada uno es distinto y cuenta con su propia composición, dinámica interna, recursos materiales y actores. Eso obligaba a diseñar actividades pertinentes al contexto de cada niño, en los ambientes de casa que le resulten apropiados, que le permitan explorar conceptos relevantes y estar acompañados de sus profesores para animarlos a conversar entre ellos, respetando los tiempos y silencios que permitan que todos puedan hablar y ser escuchados.

Esta es una ocasión para la reconstrucción de los significados de lo que es la escuela, el aprendizaje, la comunidad educativa. Pensar en cómo los niños coparticipan en la construcción de sus conocimientos acompañados por maestros apasionados e investigadores del aprendizaje de los alumnos. Revalorar a esos maestros cuyo rol principal es cuidar el bienestar de sus alumnos y crear las condiciones para trabajar de manera creativa y colaborativa entre colegas y con los alumnos. 

Artículos afines:

Acogida, empatía y autonomía (bienestar socioemocional)

Los beneficios de hablar con extraños NYT Por Jane E. Brody  7 de agosto de 2020 Las conexiones casuales que encontramos con la gente en el transcurso de la vida cotidiana pueden generar una sensación de pertenencia a una comunidad. 

Los efectos del confinamiento en la salud mental de niños y adolescentes

Salud socioemocional en tiempos de aislamiento físico

La empatía y acogida como reto escolar 

COVID-19 aumentó la ansiedad, la depresión para estudiantes universitarios ya estresados (Dartmouth) Un estudio muestra un aumento sin precedentes en los desafíos de salud mental entre los estudiantes universitarios 
Para pensar: miren esta forma de presentar la visión-meta de Colombia y de aprovechar las cooperaciones internacionales para potenciar la educación nacional: "Australia, aliado de Colombia para ser el país más educado de América Latina en 2025" e

Empatía, creatividad o matemáticas

Presidente Martín Vizcarra y la Educación 

VIDEO León Trahtemberg y los retos para el Próximo Gobierno de Martín Vizcarra en Educación

Estimado Martín, Beto Ortiz, Perú 21, 25 08 2018 ¿Qué tal si empezamos hablando, por ejemplo, de educación? ¿Qué tal si la usamos para evitar la delincuencia desde sus orígenes en lugar de declararle la guerra cuando ya sentó sus reales y tomó por asalto las ciudades? 

Post-PPK: tres lecciones, tres. Claudia Cisneros La República 25 03 2018 Hay que llamar a la praxis política de la ciudadanía, más allá de la actividad académica o del nanoactivismo de redes, de debates, think tanks, o todo importante recurso intelectual.

Hay relación entre la educación y el despelote político y la incompetencia estatal (León Trahtemberg)   

El estudio revela que cerca de la mitad de estos universitarios chilenos reconoce que sufre problemas como depresión, ansiedad o estrés. 

La enfermedad mental en un mundo de delirio. Los psiquiatras explican que sus pacientes ya estaban acostumbrados a palabras como estigma y distancia social