El retorno a las clases semipresenciales: sus implicancias y consecuencias

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

ilraimondino: El retorno a las clases semipresenciales: sus implicancias y consecuencias

Este artículo incluye una entrevista realizada a León Trahtemberg, reconocido especialista en temas de educación, el 15 de agosto del presente año 2021

El miércoles 15 de setiembre del 2021, una de las 16 instituciones educativas habilitadas para ofrecer clases semipresenciales en Lima emprendió el retorno más esperado por los escolares peruanos. La institución decidió implementar dos semanas de adecuación a este nuevo modelo de aprendizaje con la aprobación de un mayoritario 97% de los padres. Los alumnos podrán asistir a la escuela por un tiempo máximo de cuatro horas durante solo dos días a la semana.

De acuerdo con las predicciones del MINEDU, este consenso casi unánime en la necesidad de retornar a clases nos ofrece una perspectiva optimista para los siguientes meses. Ninguno de los colegios de las áreas rurales o de provincia que llevaron a cabo este retorno ha registrado contagios de COVID-19. Este dato justifica el optimismo frente a la decisión de regresar paulatinamente a clases. 

Antes de conocerse la noticia sobre el retorno a la semipresencialidad en algunos colegios de Lima, el equipo del Raimondino realizó una entrevista a León Trahtemberg.,  cuya trayectoria es ampliamente conocida: es miembro de la Comisión para un Acuerdo Nacional por la Educación del Ministerio de Educación y del Consejo Nacional de Educación, articulista y divulgador sobre educación; tiene, además, 16 libros publicados acerca de la educación peruana y es colaborador del directorio de “Innova Schools,” co-promotor y líder pedagógico del “Colegio Áleph” de Villa-Chorrillos y consultor continuo del concurso “El Maestro que deja Huella” de Interbank.

Durante esta entrevista, Trahtemberg nos mostró con lente de aumento lo que significaría el retorno a las clases semipresenciales. Sus implicancias fueron discutidas extensamente; también se nos alertó de un posible peligro. Para Trahtemberg, las clases semipresenciales tardarían más de lo que el MINEDU y los medios de comunicación lo están presentando. 

“El contexto de la presencialidad es un contexto distinto al de la virtualidad,” empezó afirmando. Resaltó la relevancia que la tecnología ha adquirido en la educación durante esta pandemia. Pasó luego a revelar enfáticamente: “Los padres se han vuelto testigos de la educación de sus hijos, volviéndose más críticos de una educación rígida, memorística, orientada a exámenes, notas y controles, sin fomentar la innovación y la autonomía.” Cabe recordar que nuestro entrevistado, como encargado de dirigir la institución educativa Aleph,promueve un sistema educativo alternativo al estándar peruano, pues se trata de “una educación moderna, esencialmente interactiva, que busca cultivar la personalidad y las potencialidades de cada niño”. Continuando con esta misma línea, Trahtemberg imaginó el siguiente primer día de clases semipresenciales: “Se podría organizar un evento deportivo o festival artístico para que los chicos interactúen y descarguen un poco sus emociones y energía”.

Sobre las medidas tomadas por el MINEDU frente a la situación de pandemia, manifestó: “Lo que ha hecho el Ministerio de Educación es intentar hacer una educación remota presencial, es decir, hacer lo mismo que hacían cuando estaban en clases semipresenciales, pero tratar de transmitirlo a través de las pantallas.” Para luego concluir: “Eso no funciona en ninguna parte.” Expresó así su rechazo a la labor del Ministerio, criticando también la falta de organización y accesibilidad de vacunas para los docentes. 

Luego, pasamos a discutir los decretos emitidos por el Ministerio de Educación (se puede acceder a los decretos más recientes en este enlace). Debido a la promesa del actual ministro Juan Cadillo, quien aseguró que la prioridad era el retorno a clases, revivió en muchos de nosotros el optimismo de regresar a una modalidad semipresencial. Para el día 7 de agosto, en que se realizó una conferencia de prensa, el ministro presentó las siguientes cifras: 4167 escuelas de zonas rurales habían sido habilitadas para una modalidad semipresencial, mientras que 354 849 docentes, auxiliares y trabajadores del sector de la educación habían sido vacunados con la primera dosis. 

Con una actitud esperanzadora, los medios de comunicación mostraron mucho entusiasmo; sin embargo, todo parece indicar que hay que ser más prudentes. Trahtemberg expresó su consternación por los titulares periodísticos: “Hay que tener cuidado con esas cosas que se dicen como si fueran una realidad masiva. La realidad concreta es que hoy en día los colegios ni siquiera pueden abrir para ofrecer sus canchas deportivas o patios para que los alumnos vengan en grupos pequeños a encontrarse y recrearse, habiendo tomado todas las medidas de seguridad”.

Finalmente, llegó la pregunta que teníamos en la punta de la lengua: ¿será posible que las áreas urbanas también se incluyan en este retorno a la presencialidad? Trahtemberg compartió la siguiente información derivada de las cifras oficiales del Ministerio de Educación: 

Tasa mortalidad menor 4/100,000

Casos positivos menores a 20 

Camas hospitalarias provincia menor a 80%

Casos positivos menores del 10% 

Tasa letalidad entre contagiados verificados menores al 1%

Estos son los requisitos para retornar a las clases semipresenciales en un colegio de una determinada localidad, recientemente actualizados para incluir el requisito de vacunación del personal. “Es imposible cumplir con estas medidas en las zonas urbanas más densamente pobladas,” nos respondió, culminando así nuestra entrevista.

Se han empezado a asomar las primeras señales de un retorno a la semipresencialidad en nuestra propria institución. El colegio italiano Antonio Raimondi realizó una encuesta que evaluaba un posible retorno a la institución para realizar actividades físicas, deportivas y recreativas. Aunque la ilusión de un retorno a nuestras aulas empiece a nacer, es inevitable no recordar las palabras de nuestro entrevistado. Un conocido refrán nos dice “al mal tiempo, buena cara” y es que todo parece indicar que nuestra vuelta a clases será paulatina y gradual. 

Cabe entonces formularnos una última pregunta: ¿La educación se limita a un espacio físico?

Si algo hemos aprendido durante este periodo es que el placer de aprender un nuevo tema puede surgir tanto en una modalidad presencial como virtual. Aprendamos a valorar las oportunidades que recibimos y a apreciar que mañana, ya sea en el aula física o virtual, volveremos a clases.  

Entrevista: Paula Suarez