Todos aquilatamos y decidimos, menos los alumnos

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

TODOS AQUILATAMOS Y DECIDIMOS, MENOS LOS ALUMNOS. (León Trahtemberg)

El presidente decide y afecta intereses, el juez decide y afecta la seguridad y patrimonio del público, el congresista decide y afecta reglas sociales, el empresario decide y afecta el destino del negocio y los trabajadores, el jefe de admisión decide y afecta a los no ingresantes, el comprador decide y escoge una mejor opción, el médico decide y pone en riesgo la vida y salud de pacientes, el profesor con cada gesto o acción define las huellas que dejará en sus alumnos, el padre o madre deciden todo el tiempo cómo actuar con sus hijos afectando con ello su vinculo con ellos…  todo el tiempo todos aquilatamos alternativas, elegimos y decidimos afectando nuestras vidas y las de los demás. Si eso es lo habitual para un ciudadano adulto, ¿cuándo, a lo largo de su vida escolar, los alumnos aprenden a aquiltar, elegir y decidir por sí mismos entre  opciones en las que se sienten comprometidos, si toda su experiencia escolar viene hecha y  decidida desde fuera, por la ley, reglamentos, currículo, exámenes, tareas, horario, temas de aprendizaje, en cuya definición no participan y se espera que asuman obedientemente?

¿No debería la escuela replantear sus concepciones pedagógicas para que las iniciativas y elecciones de los alumnos sean parte del centro de gravedad de la vida escolar?

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/819595364807667?pnref=story